Cavitación

La Cavitación es un tratamiento NO INVASIVO que consiste en aplicar ondas de ultrasonido en algunas partes del cuerpo para eliminar el exceso de conjunto adiposo o la conocida grasa; el ultrasonido hace un efecto físico sobre la zona corporal, que está determinado por la cantidad de líquido que contenga el cuerpo, es decir, entre más líquido haya será más efectivo serán los resultados de este tratamiento. Puede ser ultrasónica o estética y su finalidad es reducir la celulitis y eliminar las células adiposas del cuerpo.

El ultrasonido que se utiliza para la cavitación actúa sobre los depósitos de grasa localizada, que se irá disminuyendo a través del sistema linfático y la orina; de este modo podremos reducir medidas y volumen rápidamente. Al ser un método no invasivo, no requiere cirugía, anestesia ni hospitalización, las sesiones de cavitación duran entre 40 y 60 minutos dependiendo el área a tratar.

La aplicación de esta técnica tiene resultados visibles que se pueden notar desde tu primer sesión, entre los principales efectos están una mejora notable de la circulación, la eliminación de toxinas, el aumento de tono y la elasticidad de los tejidos, incluso ayuda a regular el tránsito intestinal, también se pueden ver resultados en la disminución de la celulitis y sobre todo en la reducción de grasa localizada. Es un excelente método de apoyo para bajar peso pues aunque pierda grasa corporal y centímetros de cintura, su piel no quedará flácida sino tersa y suave, sin embargo es recomendable practicar algún ejercicio y mejorar la dieta para ver resultados más rápidos.

Algunos beneficios

  • Disminuye grandes depósitos adiposos en una sola sesión.
  • La piel se vuelve más elástica y tonificada.
  • No causa ningún dolor.
  • Es para todo tipo de piel, sin embargo no todos contamos con el mismo nivel de grasa es por eso que debemos valorar tu caso antes de ver si eres candidato.

La cavitación es un método muy seguro, sin embargo es importante considerar que no puede ser aplicada en ciertos casos, por eso es necesario siempre realizar una consulta previa de valoración para resguardar la salud.

Esta técnica no es recomendable aplicar en pacientes que tengan alguna enfermedad autoinmune,  o que se encuentren dentro de los siguientes tratamientos o circunstancias:

  • Pacientes con marcapasos u otros dispositivos electrónicos implantados.
  • Pacientes con hipercolesterolemia.
  • Pacientes con hipertrigliceridemia.
  • Con insuficiencia renal.
  • Con insuficiencia hepática.
  • Mujeres embarazadas.
  • Mujeres en periodo de lactancia.

Normalmente se necesitan entre 10 o 12 sesiones de 40 minutos (con un intervalo mínimo de cinco días entre cada una de ellas) para obtener resultados apreciables. Después de cada sesión conviene recurrir a técnicas de masaje (drenaje línfatico  o radiofrecuencia) para facilitar la eliminación de las células grasas y evitar que se reabsorban de nuevo. Asimismo, con el fin de eliminar grasa y toxinas, antes y después de cada sesión, se debe beber 1,5 litros de agua. También es recomendable seguir una dieta baja en calorías desde días antes de iniciar el tratamiento de cavitación.

Depende mucho de tú tipo de piel, edad y cuidados diarios lo que te recomendamos, acude a alguna de nuestras sucursales por una valoración TOTALMENTE GRATIS!!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *